sábado, 20 de octubre de 2007

Un equipo en construcción. ¡Una de bravas! por José María Aiguabella

21.10.2007.



Escudo del Real Zaragoza

Por: José María Aiguabella en Aragón Liberal

Dicen los responsables que el R. Zaragoza es un equipo en construcción.

Resulta obvio que el conjunto está sin trabajar suficientemente.


Una de bravas!


Parece lógico pensar que el remedio a tales problemas es aplicarse al trabajo sistemático. Los buenos hábitos colectivos, el entendimiento mutuo, la sincronización de movimientos requiere repeticiones de actos hasta la saciedad. 


La competición de selecciones de la pasada semana  puso a disposición del dispositivo zaragocista siete días para adelantar la construcción, para trabajar las deficiencias individuales y colectivas, para ponerse al día. 


Pues no. Los arquitectos, aparejadores, jefes de obra, albañiles y subalternos cerraron el solar y se fueron de puente. 


Para colmo, la vuelta al tajo trae consigo bravatas y bravuconadas. Uno dice que si va a vengar su honor por las bravas. Otro, exige jugar por las mismas. A su vez el de las bravas primeras aumenta la dosis de picante y embiste contra un colega. 


En fin,  que como la bravura es tan taurina, cabe preguntarse si estas vacas, además de tan bravas y sagradas como presumen, serán gordas, famélicas o tal vez lecheras.


¡Vamos!  Que con esta balsa de aceite llena de patatas calientes y  picante al por mayor ¡menudas bravas pueden salir!.


José María Aiguabella